• ¿Olvidaste tu contraseña? Haz click aquí.

Vinicultura

En VIK nuestra meta es poder producir el mejor vino de Sud América, un vino que se puede guardar durante muchos años y que se disfruta bebiendo.

Nos caracterizamos porque cada cuba se adapte a una vinificación apropiada respetando el origen de la uva y la definición organoléptica de cada cuba. Para esto contamos con una primera selección de racimos y una segunda selección de granos lo que nos permite obtener una materia prima de alta calidad.

Hacemos hasta 3 cosechas de noche cuando la uva está más fresca, siempre manual, en cada cuartel según la madurez de la uva con la finalidad de obtener sólo uvas de excelente calidad. Las cosechas las hacemos de noche, cuando la uva está en su calidad máxima.

Asimismo, nuestros equipos aportan el mayor cuidado durante la elaboración de nuestros vinos manteniendo la naturaleza de cada parcela. Se respetan los equilibrios del vino por lo que todas nuestra uvas son transportadas por gravedad a las cubas de acero inoxidable para mantener el frescor de la fruta y la precisión aromática del vino.
 
 

La maceración pre-fermentativa es a 8°C durante 5 a 6 días y la fermentación alcohólica es con 5 remontajes diarios para extraer el color y los taninos. De igual manera se realiza una maceración post fermentativa entre 7 y 15 días según los años y degustación. Por otra parte la mezcla se define por degustación y normalmente, hecha la mezcla, esta vuelve a barrica hasta que el enólogo decide su embotellación.

La guarda del vino es en barricas de roble Francés nuevas, las que se renuevan cada año. El vino es guardado durante 18 a 24 meses con trasiegos cada 3 meses. La vinificación de nuestros vinos implica una mayor atención en la transformación de la uva en un vino elegante, fino, expresivo, complejo, atractivo y de gran categoría, un premier grand cru Sudamericano.

Las barricas utilizadas en Viña VIK son:

  • Seguin-Moreau
  • Sylvain
  • Vicard
  • Demptos
  • Radoux